Skip to content
diciembre 14, 2011 / Joaquim Montaner

Nota histórica vista en el hombre ama de casa sobre Durruti

Me ha encantado esto… luego me dirán que otras formas de ser hombre, hombre-hombre, hombre de verdad en definitiva… no son posibles.



Una tarde fuimos a visitarle y lo encontramos en la cocina. Llevaba un delantal, fregaba los platos y preparaba la cena para su hijita Colette y su mujer. El amigo con el que había ido trató de bromear: “Pero oye, Durruti, esos son trabajos femeninos”. Durruti le contestó rudamente: “Toma este ejemplo: Cuando mi mujer va a trabajar, yo limpio la casa, hago las camas y preparo la comida. Además, baño a mi hija y la visto. Si crees que un anarquista tiene que estar metido en un bar o un café mientras su mujer trabaja, quiere decir que nos han comprendido nada”.


Manuel Pérez en ¡Campo! (revista campesina); extraído de El corto verano de la anarquía, vida y muerte de Durruti de Hans Magnus Enzenberger.

About these ads

Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.233 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: