Skip to content
mayo 17, 2011 / Joaquim Montaner

Tecnologías de la información y la comunicación más de lo mismo o más y diferente en educación

y hoy va de rescate de documentación antigua, en esta ocasión motivado por la celebración del día de internet

En esta ocasión… se trata de un artículo que escribí junto a los Doctores Julio Cabero y Víctor Amar, de la Universidad de Sevilla y de la Universidad de Cádiz respectivamente.

Espero que el trabaj0 te guste.  A pesar del tiempo que ha pasado desde que salió publicado… pienso que el contenido sigue siendo de actualidad.

Somos conscientes de la importancia de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en la educación. No obstante, hemos reparado en alguna ocasión cómo se ha producido el advenimiento y la impulsión de estas tecnologías digitales en la cotidianeidad y en la propia educación. Detenerse a pensar en esto conlleva algunos interrogantes que pueden terminar invitándonos a pensar que las TIC no son más de lo mismo en esto de la educación sino, indiscutiblemente, más (relaciones con la información y la comunicación) y diferente (maneras de acceder al conocimiento). De igual modo, nos surge la necesidad de reflexionar sobre el papel que desempeñará la cibercultura en la educación del siglo XXI, además de cuáles serán nuestras responsabilidades, qué disposición o predisposición existe y existirá, con qué herramientas contaremos, etc. —o— “Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo” Benjamin Franklin Por una posible educación del siglo XXI De un tiempo hacia acá, muy pocos de nosotros o nosotras somos ajenos a los envites de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC). Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos estamos sujetos a su presencia y prestaciones que, de una u otra manera, organizan o infunden el ritmo de nuestra dinámica cotidiana, laboral, lúdica, etc. Del mismo modo que de forma constante la publicidad bombardea con discursos sugerentes que hacen que consumamos suntuariamente los últimos ismos tecnológicos. Nadie sabe el cómo, aunque se podría explicar, pero el universo de las pantallas tiene fecha de caducidad desde el momento que la compramos o adquirimos para informarnos, formarnos y, sobre todo, divertirnos. En este sentido, nos encontramos con módulos o fases que se van porque algo falla, baterías con tantas horas de duración que debemos renovar, o bien adquirimos nuevos aparatos tecnológicos sin explicación alguna… quizá llevados por una publicidad persuasiva y seductora… En fin, podríamos enumerar un largo etcétera; algo que viene a mostrar que estamos envueltos en un tecno universo inspirado en la compra de aparatos de la más diversa naturaleza creyendo que la tecnología es información, comunicación y que, también, es conocimiento y poder y por ello la poseemos/consumimos.

¿Charlamos?

Anuncios

Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: