Skip to content
agosto 9, 2011 / Joaquim Montaner

Hombres trabajando con hombres

Ayer te estuve hablando un poco sobre el primer manual de Pautas para facilitadores de talleres de masculinidad en América Central. El material me gustó mucho y eso me animó a interesarme por los otros dos módulos

Hoy quiero hablarte del número 2, titulado Hombres trabajando con Hombres.

Como te decía este trabajo forma parte de una colección de tres entregables y está dirigido también por Álvaro Campos Guadamuz.

Da una vuelta de tuerca bastante importante al compararlo con el primer módulo; mientras que el anterior realizaba aproximaciones de lo genérico a lo específico a diferentes nociones vinculadas a la masculinidad (fundamentalmente a la masculinidad tradicional y hegemónica), en este producto nos metemos de lleno en el trabajo con varones, en el trabajo que un facilitador, un dinamizador desarrolla con grupos de hombres.

Para ello… misma estructura… círculos de aproximación a constructos teóricos, pinceladas relacionadas con la visión/misión y los objetivos de trabajo con hombres y grupos de hombres, para cerrar el entregable con valiosas técnicas y con ejercicios.

Know how de primerísima mano de parte de los compañeros del Instituto WEM y de la OSA de Costa Rica. Pero veamos, veamos…

Me gustaría destacar al comenzar esta (pseudo)recensión una de las frases de Álvaro Campos:

Se pretende que este texto sea utilizado por hombres facilitadores que trabajen con otros hombres. Es necesario que antes hayan vivido y participado en talleres de masculinidad y que hayan tenido la oportunidad de revisar sus propios encargos y la manera como han sido socializados en la masculinidad patriarcal.

Aviso para navegantes oiga. Si no has participado nunca en un taller de este tipo o en algún grupo de hombres… recomendación muyyyy importante… intenta interiorizar los contenidos del entregable Así aprendimos a ser hombres.

El módulo se abre haciendo una reflexión sobre el perfil adecuado para la persona encargada de dinamizar los talleres. Se enumeran cuestiones vinculadas a los requisitos que debe cumplir, las competencias que debe manejar, los contenidos que debe dominar. Bien… personalmente no estoy de acuerdo con algunas de las cuestiones que se listan aquí. De hecho… no veo como imprescindible que el facilitador tenga que ser varón, hombre. Pero bueno… como se dice bien clarito en el libro… Álvaro Campos lo que ha hecho ha sido recoger las posibles buenas prácticas de su experiencia. -Charlaremos un día con más detalle sobre los perfiles de personas que dinamizan grupos y talleres de hombres y de masculinidad-

Si considero de vital importancia el punto de partida del segundo bloque: Objetivos estratégicos ¿qué es lo que buscamos?

Esto es fundamental. Plasmar por escrito nuestros objetivos (ya se sabe… un gran objetivo general y vamos bajando y fragmentando en X objetivos específicos que nos faciliten la consecución del objetivo general)

Te recomiendo que accedas a la lectura de los trabajos de Ana Cecilia Escalante relacionados con el trabajo con masculinidades y, concretamente, con hombres.

Desde el Instituto WEM han desarrollado (y recogen aquí) una serie de principios éticos vinculados a esto. Y de la misma forma presentan los objetivos que tiene dicho Instituto respecto al trabajo en nuevas masculinidades. Muy interesantes por cierto. Al igual que las recomendaciones incluidas provientes del Primer encuentro Centroamericano de Masculinidades (celebrado en 2001) ¡¡Leelas por favor!!

Y llegamos a las bases metodológicas: METODOLOGÍAS PARTICIPATIVAS!!!

Destacan en este apartado algunas frases que pueden ayudarte a dibujar tu trabajo con grupos de hombres y me gustaría destacar estas:

  • Todas las personas saben. No hay una sola verdad
  • La tarea es del grupo en un proceso de intercambio, interacción y comunicación, reciprocidad y horizontalidad, para una construcción colectiva del conocimiento.
Y además… bajamos a recomendaciones específicas para las facilitadoras (te las listo aquí, pero… como siempre… lo mejor es verlas con detalle, cada una de ellas):
  • Evitar quedarse en lo teórico, en lo informativo o en lo cognitivo.
  • Las vivencias concretas de cada hombre son el  punto de partida para su proceso de socialización de género.
  • Comportarse con actitudes de respeto, tolerancia y de escucha.
  • Intentar relacionar en todo momento lo que los hombres dice y los contenidos conceptuales del taller con su vida cotidiana y con la socialización de género.
  • Planear actividades y ejercicios que estimulen la participación, el movimiento, la creatividad y la expresión.
  • Aportar herramientas para el cambio con las actividades y los ejercicios planteados.
  • Revisar aspectos subjetivos y no sólo sobre roles.
  • Respetar el reconocimiento y la expresión de sentimientos.
  • Estimular el análisis crítico de la cultura cotidiana.
  • Contemplar momentos en los que los hombres puedan revisar de qué se han dado cuenta.
  • Estimular la meditación.
Es muy interesante… si te gusta la investigación acción o las metodologías participativas, la educación ciudadana… la partisipassión (como le llama el amigo @morenocrac) prestar mucha atención a los diferentes momentos metodológicos que introduce el autor.

Para terminar… ejercicios, ejercicios por un tubo!

En definitiva… este material también es muy recomendable.

A leer!!

Anuncios

Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: